Artículos sobre Postcrecimiento

Estimados amigos y amigas,

Continuando con nuestro Foro y dando continuidad al primer tema del Decrecimiento (también denominado Postcrecimiento), compartimos con ustedes dos artículos originalmente publicados en alemán en el Dossier de Pan para el Mundo y Misereor en cooperación con la revista WELT-SICHTEN. Nos dan reflexiones bastante críticas, que conectan miradas cruzadas desde el norte y el sur global, en torno a lo que en la actualidad podemos considerar el mito del crecimiento económico como condición del desarrollo de los pueblos.

Articulo Stoll – Tuschen

Articulo Indonesia

La pregunta para generar la discusión es:

¿En base a los elementos, ofrecidos por los autores en el marco de su análisis de avances o bien obstáculos en torno al Postcrecimiento en las óptica del norte y sur global, donde puede ser ubicada América Latina y, particularmente Bolivia?

Esperamos sea de su interés.

Anuncios

Un comentario en “Artículos sobre Postcrecimiento”

  1. ¿En base a los elementos, ofrecidos por los autores en el marco de su análisis de avances o bien obstáculos en torno al Postcrecimiento en las óptica del norte y sur global, donde puede ser ubicada América Latina y, particularmente Bolivia?

    El artículo de Stoll y Tuschen muestra que en el Norte Global (en este caso en Alemania) sigue siendo válida la lógica del crecimiento económico y el incremento de ventas ergo garantizar puestos de trabajo. Los autores muestran también que este crecimiento no es factible dentro del Norte sino solamente por la expansión del consumismo hacia el Sur Global.

    Hablando de Postcrecimiento hace necesario entonces enfocar tanto el Sur como el Norte ya que hay relaciones comerciales que para el ejemplo de automóviles son esenciales (se vende menos carros alemanes en Alemania que en los países emergentes del Sur Global. El ejemplo de Indonesia podría ser reemplazado fácilmente por países de América Lantina (Brasil, Argentina, Chile, México, Chile, Colombia, Perú etc.).

    Sigue válido el Credo del desarrollo o progreso (obviamente solo para una minoría: clases medias altas y altas) mediante el crecimiento de la economía. Este paradigma tiene su validez en el Norte, en el Sur como particularmente en América Latina y en Bolivia.

    Llama la atención que en Europa la lógica del crecimiento perpetuo ya lleva maquillaje o un lavado de imagen (crecimiento inclusive o verde). Esto se debe al hecho que ya hay una masa crítica de de consumidores en algo más consciente y crítico. Quizás es esto un detalle que diferencia al Sur global del Norte. Tanto en América Latina como particularmente en Bolivia a nadie en el mundo empresarial le preocupa por el momento esta acrobacia semántica. Esto puede servir de indicador que las clases emergentes domésticos en el Sur Global aun no manejan parámetros mayores de criticidad. Mientras que en Europa (vale decir en el Norte Global) los tomadores políticos de decisiones no se cansan de hablar y ofrecer constelaciones donde todos ganan (economía, consumidor y medio ambiente – win win) esto aun no ha encontrado la entrada al Sur Global. Quizás, pensando en elementos diferenciadores es menos engañoso el modus operandi en el Sur y en América Latina que en el Norte. Debido a las masas críticas muy menudas aquí, resulta más fácil para los aparatos mediáticas difamarlas como enemigos al desarrollo, obstáculo al progreso, mercenarios de no sé quién etc..

    Retomo la observación que es necesario ver al mismo tiempo el norte y el sur. La economía ha alcanzado un nivel globalizada que ya no cabe la diferencia entre el sur por un lado y el norte por otro. Bernard Herry Priyono lo trabajo muy bien en su aporte: mientras que el norte global ha crecido dentro de una lógica capitalista – consumidora, sin tener un referente, pues el sur global entró de forma acelerada a esta lógica. Pero esta lógica no es endógena sino fuertemente predeterminada por el norte. Son actualmente las minorías pudientes en el sur global quienes garantizan el crecimiento económico del norte.

    Es preocupante enterarse de la forma de cómo se da una desnaturalización de iniciativas alternativas: el ejemplo del Carsharing (carro compartido) donde inicialmente un grupo de familias decidieron no tener su carro propio sino acudir ocasionalmente al alquiler de un carro colectivo – ahora son ante todo personas ejecutivas quienes alquilan por ventajas comparativas – sin desistir tener su(s) propio(s) carro(s).Parece que el consumismo voraz puede más…

    En el tema de las externalidades ambientales, hay una brecha de percepciones. En el sur global, más allá de pequeños grupos que alertan sobre la situación, no hay mayor toma de conciencia. En el norte, así lo demuestra el ejemplo del escándalo de Volkswagen manipulando los datos técnicos de sus carros en torno a las emisiones de sus productos, hay algo más de atención.

    En cuanto al fenómeno de las clases medias emergentes – los pronósticos indican que dentro de poco más de la mitad a nivel mundial vivirán en el Asia – es preocupante la actitud consumista con poca hasta ninguna responsabilidad social. Herry Priyono lo demuestra así: parece que las personas viven en un microcosmos, ignorando la realidad social y ambiental de su país y del planeta donde el único ducto con el nivel global es el dictado del consumo premeditado más en el norte que en casa. Se trata de enclaves, utilizados por la casta política de los respectivos países para justificar sus políticas públicas, dirigidas más hacia estas minorías, económicamente potentes. A esta luz se entiende el “gato por liebre”, leyendo lo que Herry Priyono indica sobre la manipulación estadística, haciendo pasar a todos quienes ya no son pobres, clasificar como clase media.

    Finalmente, ante la pregunta al inicio, Bolivia, tomando en cuenta su tamaño en términos económicos, no forma la excepción. Más allá del derecho al desarrollo, propio de todos los países emergentes, es una tarea nada fácil lograr imaginar un bienestar que no tenga sus bases en el crecimiento. La esperanza que sea el norte quien logre dar el primer paso hacia esta dirección resulta –en el mejor de los casos– en un espejismo ya que la supervivencia del norte, en términos del crecimiento se da en el sur, en Bolivia como en todo América Latina

    (Jorge Krekeler 27-10-15)

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s